Etiquetas

El e-comerce o comercio electrónico por internet se ofrece como un nuevo canal de distribución sencillo, económico y con un alcance mundial las 24 horas del día todos los días del año.

El e-comerce se ha convertido en una opción principal con la que poder realizar compras de manera rápida, cómoda y segura.
Según CNMC el e-comerce bate nuevo record y supera los 3.291 millones de euros en el tercer trimestre de 2013.

e-comerce eficiente

e-comerce eficiente

Aún así hay que hacer eficiente este e-comerce, para ello, apuntemos estas diez medidas:


Las páginas de aterrizaje:
La mayoría de las empresas de comercio electrónico gastan tiempo y dinero en dirigir tráfico hacia sus tiendas con campañas de Google Adwords, campañas de email marketing y publicidad en las redes sociales. Para que estas campañas sean efectivas, las tiendas online deben asegurarse de que los enlaces proporcionados en sus anuncios sean correctos y relevantes. Muchas tiendas envían al usuario con sus anuncios hacia las páginas de inicio o hacia productos no relacionados con la búsqueda por la que se mostró el anuncio. Con esto, se arriesgan a perder clientes, pues estos no quieren tener que navegar a través de la tienda para encontrar lo que buscan.
El motor de búsqueda interno:
La inmensa mayoría de los motores de búsqueda interna de las tiendas online no cumplen ya las expectativas de los compradores. Estos quieren una experiencia de búsqueda que haga sugerencias, entienda plurales, corrija errores tipográficos, incluya un diccionario de sinónimos, determine la relevancia, y ofrezca resultados pertinentes. Mejorar la búsqueda interna en la tienda online ya es posible en pago por uso, sin necesidad de realizar costosas inversiones económicas, ni complejas instalaciones técnicas.
Contenido insuficiente en la ficha del producto:
Cuando una tienda online optimiza las páginas de aterrizaje y mejora el motor de búsqueda, sólo le queda mostrar contenidos interesantes en la ficha de producto. Cada vez más compradores realizan la compra en el lugar donde más aprenden sobre el producto que quieren comprar, a la vez que exigen buenas imágenes en las que se pueda hacer zoom, vídeos explicativos, o comentarios de otros usuarios, entre otros detalles.
Falta de transparencia:
Cada vez más tiendas ofrecen el envío gratuito, pero los consumidores no toleran los sitios que no son transparentes con sus gastos de envío. Si el consumidor no puede saber los gastos de envío antes de ponerse a rellenar el carrito de la compra y dar sus datos personales, seguramente no vaya a comprar en esa tienda.
Conocer diferentes sistemas de pago:
Analizar las tasas de conversión de las visitas en ventas.
Introducir más de un método de pago:
La conversión aumenta cuando existen varios métodos de pago.
Incluir medidas de seguridad visibles en la web:
La plataforma de pago de be cumplir con las conexiones SSL y los algoritmos de encriptación.
Diseño responsiv:
El usuario puede acceder a la plataforma desde diferentes dispositivos.
Recordar los datos del cliente:
Un consumidor fiel agradece esto y así se simplifica el proceso de pago
Adaptar los métodos de pago a la internacionalización:
Presentar la plataforma de pagos en varios idiomas.

Anuncios