Etiquetas

, ,

En estos momentos en que el emprender se está convirtiendo, casi, en una obligación, muchos consideran que la franquicia es una solución.

franquicia

Comenzar una actividad con un respaldo de marca y con la experiencia de otras personas facilita mucho ese inicio, no obstante, el emprendedor debe analizar las aptitudes personales y el grado de cualificación profesional ante el negocio que quiere iniciar.

Para iniciar un negocio hay que buscar el sector de actividad en el que exista más afinidad con las aptitudes que se tienen.

Cuando se ha identificado la actividad se debe analizar todas las franquicias que existen en el sector, obteniendo, de los  franquiciadores,  todos los datos necesarios para el análisis:

  • el mercado
  • el concepto de negocio
  • la experiencia del franquiciador
  • el contrato de franquicia

El emprendedor debe comparar los datos de las diferentes franquicias del sector para poder tomar una decisión.

Antes de adherirse a una cadena franquiciadora, hay que tener, en cuenta,  unas consideraciones ya que una franquicia es una relación comercial con peculiaridades.

Hay que prestar especial atención a (quién, cuál y qué):

  • quién es el franquiciador: sus datos de identificación. Es importante que la empresa franquiciadora sea la titular de la marca o nombre comercial que se va a incluir en el contrato de la franquicia
  • cuál es la actividad del negocio objeto de franquicia,
  • cuál es el contenido de la franquicia,
  • cuál es la forma de su explotación,
  • qué características presenta,
  • qué estructura tiene
  • qué extensión tiene la red
  • elementos esenciales del acuerdo de franquicia.

La empresa franquiciadora con la que se pretende firmar el contrato debe de estar  inscrita en el registro público oficial de franquiciadores.

 

 

Imagen de franquiciastour.com

Anuncios