Etiquetas

, ,

Cuando se decide emprender el primer paso es plasmar la idea de proyecto y, para ésto, hay que tener en cuenta varios puntos:

proyecto empresarial

El proyecto:

  • ¿se encuadra dentro de un mercado en crecimiento?
  • ¿pertenece a un sector innovador?
  • ¿existe mucha competencia en el mercado al que se va a enfrentar?
  • ¿cuánta gente es necesaria para llevarlo a cabo?. Contratos de trabajo, convenios, seguridad social …
  • ¿qué permisos, impuestos, licencias municipales … se necesita?
  • ¿qué seguros son necesarios para llevar a cabo la actividad?
  • ¿con cuánto dinero se dispone?
  • ¿es necesario acudir a otras fuentes de financiación como créditos o préstamos?
  • ¿existen medidas de apoyo de las administraciones públicas, a las que se pueda acoger el proyecto?

Cuando se ha analizado el proyecto hay buscar estrategias para poder llevarlo a cabo. El DAFO es una herramienta muy útil porque enfrenta las fortalezas y oportunidades contra las debilidades y amenazas.

Una vez analizado el DAFO, hay que definir una línea de actuación que potencie las fortalezas, supere las debilidades, controle las amenazas y aproveche las oportunidades.

Otro paso importante para el análisis del proyecto empresarial es el Plan de Empresa:

  • Descripción de la empresa, negocio o iniciativa empresarial:.
    • Referencia de la experiencia y objetivo de los promotores del proyecto
    • Descripción técnica
    • Localización geográfica
    • Estructura económico-financiera (plan de viabilidad)
    • Organigrama de los recursos humanos
    • Estructura legal
  • Definición del producto o servicio a suministrar:
    • Necesidades que cubre
    • Diferencias con productos de la competencia
    • Existencia de algún derecho sobre el producto o servicio a comercializar
  • Planificación de los aspectos comerciales:
    • Plan de marketing
    • Establecimiento de las redes de distribución
    • Plan de compras

 

 

 

 

Imagen de collellca.wordpress.com

 

 

Anuncios